logo haya peregrinaciones
camino santiago frances

Rutas Xacobeas

camino santiago frances

Rutas Xacobeas

El Camino de Santiago es una de peregrinaciones más populares del mundo. Cientos de Caminos recorren Europa y España con un único objetivo, llegar a Compostela para ver los restos de la tumba del apóstol Santiago.

Hay múltiples opciones para preparar el Camino de Santiago, con rutas que transitan por toda la geografía de la península.  Vamos a intentar dar un panorama general de todas ellas. Sin embargo, podríamos nombrar seis rutas como las más populares o transitadas por los peregrinos llegados de todos los rincones del planeta: el Camino Frances, el Camino del Norte, el Camino Primitivo, el Camino Portugués, el Camino Inglés y la Vía de la Plata. Muchas de las otras rutas enlazan en algún punto con éstas. Leed con atención para preparar vuestra ruta.

El Camino Francés

El Camino Francés es el itinerario más transitado debido a su historia y legado artístico-cultural. Sus puntos de partida los encontramos en Roncesvalles y Somport. El Camino de Santiago francés en Aragón, también llamado Camino de Santiago Aragonés, es una ruta que forma parte del Camino de Santiago Francés en España y era la que tomaban los peregrinos que procedentes del este del país galo por el camino de Arlés, alcanzaban la ciudad de Toulouse para atravesar la Cordillera Pirenaica a través del Puerto de Somport. En su origen el paso primitivo se encontraba en el puerto del Palo, en el valle de Echo.

Una vez en España, se dirigían hacia tierras navarras para unirse en Puente la Reina de Navarra con los que había cruzado las montañas por el Puerto de Roncesvalles. El Camino de Santiago Francés en Navarra, también llamado Camino navarro o ruta Jacobea franco-navarra, es una de las rutas que forman parte del Camino de Santiago en España. La tomaban los peregrinos que procedentes del norte de Francia y del centro de Europa, así como los procedentes de los caminos de Tours, Vézalay y Le Puy. Su uso es muy minoritario.

El camino francés es el camino por excelencia, usado tradicionalmente por peregrinos de toda Europa para alcanzar Santiago. Transitando por su senda encontraremos una gran riqueza histórica, aunque conviene tomarse con filosofía la masificación de esta ruta en determinados puntos, sobre todo al final de su recorrido. La historia del Camino Francés se remonta al año 1135, cuando apareció por primera vez la información sobre la ruta en el Códice Calixtino. Este documento contenía las distancias que separaban la tumba del apóstol Santiago de las principales ciudades de Europa. Cada vez más peregrinos intentaban llegar hasta la tumba de Santiago de Compostela, lo que dio mucha relevancia a la ruta y la convirtió en una de las más reconocidas del mundo.

En la actualidad, el Camino Francés es la ruta más popular entre los peregrinos, ya que cuenta con un recorrido de 760 km aproximadamente, dividido en 31 etapas. La ruta comienza en Saint Jean Pied de Port y atraviesa el norte de la península ibérica.

Ruta del Batzan

La ruta jacobea que discurre por el valle de Baztan es uno de los antiguos ramales del Camino que utilizaban los viajeros que, o bien desembarcaban en el puerto de Bayona, o bien llegaban a pie desde las Landas. Después de cinco o seis etapas, según las distancias que quiera andar cada cual, se llega a Pamplona para enlazar con el Camino Francés.

Aunque es menos conocido que otros caminos, la belleza de sus paisajes es indudable, con bosques de hayas y castaños, pastos con ovejas y metas, prados salpicados de blancos caseríos y elegantes palacios barrocos. El punto de partida es Bayona.

Ruta de Bayona Bayona-Burgos

Variante que recorre la costa hasta llegar a la localidad guipuzcoana de Irún para posteriormente, atravesando desfiladeros, montes y puertos, alcanzar la ciudad de Burgos. Donde enlaza con el Camino Francés. Se aprovecha el recorrido de la Vía de Aquitania, antigua calzada romana.

Camino Vasco del Interior

Comienza en Irún y recorre las provincias de Guipúzcoa, Álava y La Rioja. Es en Santo Domingo de la Calzada donde enlaza con el Camino Francés para continuar hacia Santiago de Compostela. En los primeros kilómetros comparte el recorrido con la Vía de Bayona

Camino del Delta del Ebro

Este itinerario parte de Deltebre/Delta del Ebro, uno de los parques naturales más bonitos de España. El valor de su biodiversidad es incalculable, con sus marismas habitadas por grandes bandadas de flamencos rosas. Salvo unas pocas etapas, el resto del camino recorre las orillas del río Ebro, pasando por Tortosa, Zaragoza y Tudela. El origen histórico del Camino del Ebro se remonta al siglo XII, después de las reconquistas cristianas de las principales ciudades del valle del Ebro, cuando devotos franceses, italianos, y de muchas otras procedencias, llegaban en barco a Sant Carles de la Ràpita para emprender la peregrinación al sepulcro del santo. El mismo Santiago, según la tradición, en su labor apostólica, recorrió el Camino del Ebro desde Tarragona, como ponen de manifiesto numerosas leyendas, la más conocida de las cuales habla de la aparición de la Virgen María sobre un pilar en Zaragoza. En su tramo navarro, recorre varias localidades con puntos de interés al salir de Navarra sigue remontando el Ebro hasta juntarse en Logroño con el Camino Francés.

Camino de invierno

El Camino de Invierno es la entrada natural a Galicia desde la meseta, un acceso ya usado por los romanos. Se piensa que pudo surgir como alternativa, en época invernal, a la dura subida a las cumbres nevadas de O Cebreiro, por donde penetra en Galicia el Camino Francés, y también para evitar los desbordamientos frecuentes de los ríos del valle del Valcarce. Arranca desde Ponferrada y se desvía a la izquierda en lugar de continuar de frente por el Camino Francés. Sigue prácticamente el curso natural del caudaloso río Sil por la comarca ourensana de Valdeorras. Luego discurre por el sur de la provincia de Lugo y continúa por la comarca del Deza (Pontevedra), hasta llegar a Compostela

Camino de Madrid

Esta ruta jacobea que parte de la ciudad de Madrid, atraviesa las provincias de Segovia y Valladolid para llegar a la localidad de Sahagún, en la provincia de León, donde se une con el Camino Francés. No es un camino muy concurrido por lo que es ideal para el peregrino que quiera hacer el camino en solitario y sin masificaciones. En su trayecto cruza la Sierra de Guadarrama por el puerto de Fuenfría, donde alcanza los 1796 metros de altitud, y continúa por una antigua vía romana hasta Castilla. 

Camino de la lana

El Camino de la Lana comienza tanto en Alicante como en Valencia y, a través de Cuenca, llega a Burgos, donde se une al Camino Francés.

Este camino se caracteriza por sus amplias zonas llanas y pequeños pueblos con arquitectura románica y castillos donde también muestran el pasado musulmán de esta zona. Este camino coincide con uno de los más antiguos trazados comerciales peninsulares: la ruta ganadera de esquiladores, pastores y ganado ovino. De ahí su denominación. Con Alicante y Valencia como los dos puntos de inicio, los peregrinos seguían este camino de trashumancia atravesando Cuenca, Guadalajara, el Alto Duero, el monasterio de Silos y Covarrubias, hasta alcanzar la capital comercial de la lana: Burgos. Ahí se unía al Camino Francés, después de haber recorrido más de 400 kilómetros de grandes contrastes paisajísticos, llenos de historia gracias a las andaduras de Rodrigo Díaz de Vivar, el Cid.

El Camino del Norte, la ruta de la Cordillera Cantábrica

El Camino del Norte es una de las rutas del Camino de Santiago que transcurre por el norte de España. Se trata de una de las rutas más antiguas y, por tanto, de las más populares entre los peregrinos. Esta senda originalmente era usada por los peregrinos, en la Edad Media, para evitar los reinos musulmanes en su viaje a Compostela.

La ruta comienza en el puerto de Irún, en la frontera con Francia, y atraviesa las provincias de Guipúzcoa, Vizcaya, Cantabria y Asturias, hasta llegar a Santiago de Compostela. A lo largo de la ruta, el Camino del Norte ofrece a los peregrinos la oportunidad de visitar algunos de los monasterios más importantes de España, como el de Santo Domingo de Silos o el de Santo Toribio de Liébana. En la llegada a la ciudad de Oviedo, el camino se bifurca en dos, pudiendo los peregrinos seguir por el Camino Primitivo, que nos llevará al interior.

El Camino Primitivo

El Camino Primitivo es una de las rutas más antiguas de España, y se cree que fue el primer camino utilizado por los peregrinos para llegar a Santiago de Compostela. La ruta comienza en Oviedo, en el norte de España, y atraviesa las montañas de los Picos de Europa antes de llegar a Santiago. Es una ruta de gran belleza, y en ella recae el honor de ser el camino original recorrido por el primer peregrino, el rey Alfonso II, en su viaje a Compostela hasta el sepulcro del apóstol Santiago

El Camino Portugués, con punto de partida en Lisboa

El Camino Portugués es una de las rutas más populares del Camino de Santiago. Partiendo desde Lisboa, el Camino Portugués atraviesa el país hasta llegar a Galicia. El Camino Portugués es una ruta de peregrinación que tiene una larga historia. Se cree que el primer peregrino en seguir este camino fue el arzobispo de Braga, Paio Mendes, en el siglo XI. A partir de entonces, el Camino Portugués se fue haciendo cada vez más popular, y muchos peregrinos lo seguían para llegar a Santiago de Compostela. En el siglo XIII, el rey Alfonso III de Portugal ordenó que se construyeran hospitales y albergues para los peregrinos en las ciudades de Lisboa y Porto.

Camino inglés

El Camino Inglés es una de las rutas de peregrinación a Santiago de Compostela en el noroeste de España. Tradicionalmente comienza en Ferrol, en la provincia de A Coruña, en Galicia, y pasa por las provincias de Lugo, Asturias y León, antes de llegar a Santiago. El Camino Inglés nació en la Edad Media por tratarse de un punto estratégico para el transporte comercial y de pasajeros que permitía a los peregrinos del norte de Europa embarcar en navíos con la intención de visitar Santiago de Compostela. Muchos de estos peregrinos provenían de puertos ingleses dando origen al nombre de este camino. Fue a mediados del siglo XIV gracias a las corrientes comerciales del momento, cuándo comenzó el auge de la peregrinación entre los navegantes.

Ruta de Fisterra o “Prolongación Jacobea”

Este trazado que parte de Santiago no es una invención moderna como muchos puedan pensar. Excavaciones recientes en la ermita de San Guillermo han demostrado su estrecha vinculación con el Apóstol y con otras tradiciones y cultos mucho más antiguos. Fisterra, en latín «finis terrae», tiene una historia que se remonta mucho tiempo antes de que comenzaran las peregrinaciones. Este lugar es donde, según algunos estudiosos, se encontraba la ciudad de Dugium, con la mítica Atlántida, y donde se asentó la tribu celta de los nerios, procedentes del sur de la península ibérica. Existía un importante altar y centro espiritual dedicado al astro rey, el Ara Solis, templo al que acudían tanto celtas como, más tarde, romanos. Según cuentan las leyendas, fue el propio Apóstol Santiago el que mandó destruir este templo, al considerarlo un culto pagano.

De todos los caminos, este es el único que no tiene como fin alcanzar la tumba del Apóstol. Es justo, al contrario: parte de la propia Compostela. La existencia de este curioso camino se debe a que, ya desde tiempos medievales, una vez los peregrinos habían terminado su propósito, querían continuar unos días más hacia el oeste, con tal de alcanzar el fin de la Tierra: Finisterre. Es tal el imán del fin del mundo que, a día de hoy y tras el Camino Francés, es la vía de peregrinación más frecuentada, gozando incluso de certificados de peregrinación propios. Y es que, no deja de ser un camino santo, ya que existe una gran devoción al Santo Cristo de Fisterra y a la Virgen de la Barca en Muxía. En concreto esta última devoción viene de la tradición, según la cual, la Virgen María acudió en una barca de piedra a este rincón recóndito para dar ánimos a Santiago en su predicación por la Península. 

Vía de la plata

El Camino de la Plata es un camino antiguo que atraviesa la Península Ibérica de Norte a Sur. Esta antigua ruta comercial fue utilizada por los romanos para transportar mercancías y tropas desde la ciudad de Gijón en el norte de España hasta la ciudad de Mérida en el sur de España. Es uno de los caminos más populares para los peregrinos que desean recorrer a pie el camino a Santiago de Compostela. La ruta tiene una longitud aproximada de 940 kilómetros (585 millas) y pasa por algunos de los paisajes más bellos de España.

A lo largo del camino, hay numerosas ciudades y pueblos que se encuentran a lo largo de la ruta. Estos incluyen León, Zamora, Salamanca, Plasencia, Cáceres, Mérida y Sevilla.

La mayoría de los peregrinos que desean recorrer el Camino de la Plata comienzan su viaje en la ciudad de León. Desde allí, el camino se divide en dos rutas principales. La primera ruta pasa por la ciudad de Zamora y luego atraviesa la frontera hacia Portugal. La segunda ruta es más larga y pasa por la ciudad de Salamanca antes de llegar a Portugal.

Camino Sanabrés

La historia del Camino Sanabrés está estrechamente ligada a la de la Ruta de la Plata, el Camino Sanabrés se inicia en la localidad zamorana de Granja de la Moreruela, donde se encuentra el monasterio de la Orden del Císter. Este lugar era conocido como Santiago de Moreruela, prueba de la vinculación con el Camino de Santiago.

Camino del Sureste

Inicia en Alicante y se articula a través de las provincias de Albacete, Cuenca, Toledo, Madrid, Ávila, Valladolid y Zamora, donde converge con la Vía de la Plata para alcanzar Santiago. En algunos tramos entre Albacete y Medina del Campo el trayecto coincide con el Camino de Levante y durante varios kilómetros siguientes son similares o paralelos. Toledo es la ciudad más importante por la que pasa esta ruta, pero hay que señalar que también atraviesa numerosas provincias, con la riqueza paisajística que ello conlleva.

Camino de Levante

El Camino de Levante parte de Valencia y enlaza, a la altura de Zamora, con la Vía de la Plata. Discurre por el interior de Castilla la Mancha y Castilla y León cruzando la península de sudeste a noroeste en un largo recorrido. El puerto de Valencia acogía a los peregrinos que venían de otros importantes puertos del Mediterráneo, como son Nápoles, Palermo, Córcega, Cerdeña, Mallorca, Chipre, Grecia, Roma, Jerusalén y Palestina. Una vez en tierra, se dirigían a Santiago pasando por Toledo y enlazando con la Vía de la Plata a la altura de Zamora. Curiosamente, este mismo camino era recorrido a la inversa por aquellos peregrinos que querían visitar los lugares sagrados de Tierra Santa o Roma.

El Camino de Santiago es una experiencia única e inolvidable. No sólo es una forma de conectar con la historia y la cultura de España, sino que también es una forma de conectar con uno mismo.

¡Os esperamos!

Comparte en:​

Síguenos en nuestras Redes Sociales

Entradas más populares

Categorías

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

¿Quieres ver más post?

peregrinacion vaticano en roma

Qué ver en el Vaticano

El Vaticano es un estado independiente dentro de la ciudad de Roma. No solo es la sede espiritual de la Iglesia Católica, sino que también alberga un vasto tesoro de arte, historia y cultura.

medjugorje monte

Monte de la Cruz en Medjugorje

En el monte Krizevac se construyó una gran cruz de hormigón de casi nueve metros de alto para conmemorar la muerte de Jesús

visitar efeso vale la pena

El Mensaje a la Iglesia de Éfeso

El mensaje a la Iglesia de Éfeso comienza con palabras de elogio: «Yo conozco tus obras, tu arduo trabajo y tu paciencia» (Apocalipsis 2,2).

Peregrino ¿Necesitas ayuda?